Cuando se trata de comprar un reloj de lujo de usado es frecuente el miedo a comprar un reloj falso. Usted no es la única persona con temor a ser timada, y es que son muchas las personas que reconocen no saber distinguir entre un reloj de lujo falso y un reloj de lujo original.

Hoy en día existe un gran mercado de imitaciones. Según la Federación de la Industria Relojera Suiza, son alrededor de 40 millones las falsificaciones que se realizan al año. Son muchos los relojes falsos que se fabrican, y cada día son más difíciles de distinguir del modelo original. Y es que, poco a poco, se van mejorando los materiales que se utilizan y se perfeccionan las técnicas de imitación. Sin embargo, existen varios factores que deberá tener en cuenta para saber si el reloj que está comprando o quiere vender es falso o se trata de un modelo auténtico.

Reloj de lujo falso

El peso

Si quiere saber si el reloj que va a comprar se trata o no de una imitación uno de los factores a tener en cuenta es el peso. Un reloj de lujo original tiene un peso determinado. Un reloj falso tiene un peso más ligero que uno auténtico, ya que los materiales que se emplean para la fabricación de un reloj de imitación son de calidad inferior. Es decir, los verdaderos relojes valen su peso. Por ello es muy importante que tenga la pieza en sus propias manos y pueda ver cuál es el peso real del reloj.

 

Los detalles de acabado

Los detalles en un reloj también son de vital importancia para detectar una falsificación. El texto dentro de la esfera debe estar recto y además las letras deben ser del tamaño correcto, es decir, las fuentes del dial deben ser las que la marca utiliza. Si el tamaño y/o la fuente fueran diferentes, se encontraría ante un reloj de lujo falso.

Otro indicador para distinguir entre modelo real o falsificación, por muy obvio que parezca, suele ser el cierre de la pulsera. Este debe ser suave a la hora de abrirlo y cerrarlo. Pero al mismo tiempo, una vez la pulsera esté cerrada, el cierre debe ser firme y no soltarse con facilidad.

Y, el tercer detalle en el que fijarse es el movimiento de las agujas. En los relojes originales las agujas se mueven de manera suave y fluida, sin dar saltos de un segundo a otro. Aunque pueda parecer algo insignificante, en los detalles es donde se ve si un reloj es falso o si, por el contrario, se trata de una pieza real.

 

El modelo concreto

Es imprescindible que conozca bien el modelo y la marca de reloj que va a comprar. Cada modelo tiene su propio número de referencia, es decir, su propio número de identificación único e intransferible. Este número de referencia indica el modelo y el material específico del reloj, por ello es importante que se asegure de que realmente el modelo de reloj que quiere comprar y su número de serie existen y son del año correcto. Para que, de esta manera, pueda verificar que se trata del modelo real, y no de una imitación.

 

Además de las indicaciones explicadas en el artículo, cabe añadir que, que el reloj sea entregado en la caja original y con los papeles de garantía y certificación es señal de que se trata de un modelo original. Si el vendedor le entrega su pieza así, esto en la mayoría de los casos indica que se trata de un reloj auténtico. No obstante, siempre deberá seguir las pautas que acaba de leer para terminar de asegurarse. También, es recomendable que un experto revise la pieza que desea comprar y compruebe si se trata de un reloj falso o no.

Whatsapp
Llámanos